Este “oficio-hobby” de catador gastronómico te hace tener que estar atento a todas las novedades que la gastronomía sevillana te ofrece, pero es tan amplia que a veces es dificultoso conocer hasta lugares que están en el top 10.

Me ha pasado recientemente con DeÓsituado en Los Remedios, en C/Virgen del Valle 10. Tenían otro local en C/Jesús del Gran Poder, aunque éste cambiará de formato en Mayo.

Me topé de lleno con un cocinero/dueño que ama su profesión, y eso se nota en la carta, en el cariño con el que te habla de su cocina y en su local. Leo Ramos apuesta por un producto sin enmascarar, por una cocina de mercado innovadora y por una devoción hacia el género que trata. Uno de los puntos fuertes de DeÓ es su equipo. Formado, atento y agradable. DeÓ cuenta con una carta pequeña de cervezas artesanas y otra amplísima de vino.

Fui invitado a probar la carta de primavera. En un ambiente agradable, llena de amigos y presidida por Leo y su socio Richard Johnson.

Pude degustar platos como: Ensalada de tomate al vacío con gambones salteados y mozzarella, ensalada de pollo en escabeche, carpaccio de presa y otro de carabineros, bocata de calamares, morcilla de burgos con patata y huevo frito, jarrete de cordero, vieira a la plancha con salteado de guisantes y estofado de frutas.

Sólo de leerlo se te habrá hecho la boca agua, ¿verdad?. Pues imagínate probarlo. Los dos carpaccios son obras maestras.

Eso sí, de precio es un poco superior a los típicos gastrobares, pero yo a DeÓ lo pondría un escalón por encima en calidad y servicio. Os lo recomiendo para una ocasión especial.