Pues sí amigos, vuelvo a escribir. Sé que he vuelto más veces que Curro Romero, pero intentaré que esta ocasión sea más prolongada en el tiempo.

Hoy os traigo mi reseña del que se ha convertido en unos de mis bares favoritos.

Se ha convertido en favorito por tres razones: Cercanía, calidad y precio.

Cercanía porque se encuentra a solo 5 minutos de mi casa, calidad porque apuestan por un producto de mercado de nivel y el precio muy acorde a lo que ofrece.

Situado en la calle Francisco de Ariño 3 (de ahí su nombre), entre Carretera Carmona y Arroyo, La barra del 3 se ha consolidado en este barrio en auge, con muchas construcciones inmobiliarias de alto standing, y con una población deseosa de tener un lugar sin tener que ir al centro u a otros barrios.

El local dentro es amplio, bien aireado y estéticamente moderno. También tiene una amplia zona de veladores.

Cuenta con una carta amplia, dividida en «Para picar», «para compartir», «para comer con las manos», «para rematar» y «para endulzar». Dichos apartados lo componen entre 6-7 platos diferentes, todos ellos muy llamativos por nombre y a la vista siendo a su vez muy variados.

Podemos encontrar desde las típicas bravas, ensaladilla, tabla de quesos… hasta platos más novedosos como un lomo de corvina con un falso risotto de calamar o un brick meloso de ternera con cremoso de patata.

He de reconocer mi incondiocionalidad hacia este establecimiento desde que lo conocí, llegando hasta la pesadez con mis recomendaciones a mi círculo más cercano.

Para mi humilde opinión, tiene todo lo que ando buscando en un bar/restaurante. Tiene variedad, los camarer@s y encargad@s son muy profesionales, todo lo que he probado está muy bueno y encima está bien de precio. ¿Qué más se puede pedir?

Os dejo unas fotillos de los últimos platos que pedimos en nuestra visita.

PD: Obligatorio la milanesa de ternera, huevo, trufa y parmesano. Muy obligatorio.